Elecciones en Pakistán: primera transición entre Gobiernos civiles

Son islamistas, corean eslóganes contra el enemigo estadounidense y abogan por la instauración de la ley islámica, pero también ellos son blanco de los talibanes que rechazan todo proceso electoral. Pese a todo, estas formaciones islamistas podrían conseguir unos resultados mucho mejores que hace cinco años, y del veredicto de las urnas dependerá en parte el futuro del país y por ende, del de los talibanes.

La actitud del nuevo Gobierno pakistaní con los rebeldes del Movimiento de los Talibanes de Pakistán, es uno de los retos cruciales de los comicios. ¿Negociará el recién elegido Ejecutivo con aquellos que han hecho reinar el terror durante toda la campaña?

Asentados en las regiones tribales de Waziristán del Norte y del Sur, en los últimos años los talibanes también han ganado influencia en el sur, sobre todo Karachi, la principal ciudad del país.

lineas eroticas

La capital económica y financiera de Pakistán contaría actualmente con entre siete mil y ocho mil talibanes, cada vez más numerosos, armados y organizados. Poco a poco, imponen un orden islamista, crean escuelas coránicas, células de reclutamiento e instauran tribunales islámicos.

Los incidentes violentos se han multiplicado los días antes de los comicios, absolutamente cruciales para la historia del convulso país:
es la primera vez que un Gobierno elegido democráticamente concluye su mandato sin haber sido derrocado por un golpe de Estado militar.
Además, los jóvenes de menos de treinta años, que representan más de un tercio de la población, tienen sed de cambios.

¿Pero a qué cambios aspiran?
El 38% se dice favorable a un Gobierno basado en la ley islámica, el 33% a un Ejecutivo militar y sólo el 29% está a favor de la democracia.

Las razones hay que buscarlas en la corrupción que gangrena el poder. El excampeón de cricket Imran Khan, ha hecho de la lucha contra esa lacra su caballo de batalla. Su partido está a un suspiro del favorito, la Liga Musulmana de Pakistán del ex primer ministro Nawaz Sharif. El Partido del Pueblo de Pakistán (PPP), que encabezó el último gobierno se situaría en tercera posición.

Además de no haber combatido eficazmente contra la corrupción, los electores le reprochan la debilidad económica, que podría hacer necesario otro rescate del Fondo Monetario Internacional para mantenerse a flote..

Otro reto enorme son las tensas relaciones con el vecino Afganistán. Históricamente difíciles, en los últimos tiempos los incidentes fronterizos se han multiplicado. El problema es que Pakistan es un interlocutor esencial en la búsqueda de una solución al conflicto en Afganistán, de donde los estadounidenses pretenden retirarse en 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s