“Sol, Sexo y Socialismo”

Jennifer Hosek, profesora asociada en la Queen’s University de Canadá, semanas atrás en Los Tiempos.  - Carlos  López Gamboa Los Tiempos

Jennifer Hosek, profesora asociada en la Queen’s University de Canadá, semanas atrás en Los Tiempos. – Carlos López Gamboa Los Tiempos

Jennifer Hosek es profesora asociada en la Queen’s University de Canadá, en el departamento de Literatura, Idiomas y Lingüística. Nació en 1969 en Munich (Alemania), de padres estadounidenses, y hace seis años que vive en Canadá. Tiene un doctorado en la Universidad de Berkeley, California (EEUU), en Literatura Comparativa con la investigación ahora convertida en el libro “Sun, Sex and Socialism: Cuba in the German Imaginary” (2012).

Hosek estuvo hace algunas semanas por Bolivia, de paso, mientras promocionaba por Latinoamérica un programa para aprender idiomas, y en la oportunidad habló sobre su libro en una conferencia titulada “Tania, el ‘Che’ y el marxismo del Este”.
¿Qué la impulsó a trabajar sobre este tema?

Tres motivos: teocráticamente porque soy niña de la Guerra Fría en el sentido que mis padres trabajaron para las Fuerza Armadas en Alemania y yo estaba siempre en bases militares y así Cuba me surgió como un tema interesante.

También porque Alemania no tiene mucha historia colonial en comparación con otros países y si nosotros pensamos en el fascismo como un tipo de colonización… Este pensamiento daba también un impulso que ahora se llama transnacionalismo y yo estaba en esta ola de pensamiento…

La tercera cosa fue que pensé que era mi responsabilidad, como persona de los Estados Unidos del Norte, con un doctorado en Literatura Comparativa, de conocer algo de América Latina porque en nuestro sistema de enseñanza con frecuencia los jóvenes no estamos enseñando mucho sobre esta historia, porque es una historia fea que no pone a los Estados Unidos en una luz muy buena…

Era mi responsabilidad conocer esta historia para ser capaz de enseñar estas ideas también. Así es como decidí hacer este estudio sobre la importancia cultural de Cuba en la imagen de Alemania del Oeste, del Este y Alemania Unida.
¿Qué considera que es lo importante de su trabajo?

Reconozco que una contribución grande de este trabajo es dar —desde el área académica del Norte— una prueba de la importancia del Sur en el Norte.

No solamente cuando hay vinculaciones coloniales y post coloniales, sino como tal, y Cuba es una buen ejemplo por una razón en particular, y es cómo la revolución fue interna y funcionó bastante pronto.

Cuba funcionó en parte como un impulso, una meta, una posibilidad: “Qué bien sería si nosotros los alemanes, con ideas progresistas, podríamos llegar a donde los cubanos ya están”.

Eso es diferente a la solidaridad con Chile, con Nicaragua, con el Salvador o con Vietnam, la idea de ayudar a la otra gente, la gente no blanca. Cuba es especial por esta cosa.
¿Usted cree que todo este movimiento de la guerrilla del “Che” sigue teniendo influencia en la vida política del mundo actual?

El “Che” significa para mucha gente la posibilidad de hacer algo nuevo, de cambiar, de romper estructuras y eso sigue y es importante.

Esa es una cosa, y creo que la esperanza del cambio en el mundo está aquí, en América Latina, ahora; a comparación de  Canadá y Estados Unidos.
Usted mencionó que en Bolivia han cuestionado su trabajo porque consideran que usted no es latinoamericana y, por ende, tampoco es parte de esta historia, ¿qué puede decir al respecto?

Dos cosas que son importantes: una es no esencializar la voz que tiene autoridad, porque es importante que nosotros tengamos una conversación transnacional y eso no es posible si nos vamos a mantener divididos.

Nosotros estamos divididos por las estructuras de poder en nuestro mundo y nosotros, que queremos cambiar este mundo, deberíamos  tratar de saltar sobre estos prejuicios y hablar en conjunto, hablar más y conocer más y trabajar más en conjunto.

La otra cosa es: ¿dónde está la lucha?, ¿en qué idiomas están las luchas? En mi humilde opinión,  mi trabajo ayuda a cambiar las ideas de alguna gente —en mi área— en el Norte.

Mi posición, especialmente en los estudios alemanes, es totalmente diferente que la discusión aquí sobre la guerrilla y la lucha armada, y las dos discusiones pueden ser productivas en las dos áreas.
“El ‘Che’ significa para mucha gente la posibilidad de hacer algo nuevo…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s