Annie Leibovitz, Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

Lo más lógico es que Annie Leibovitz hubiera ganado el premio Príncipe de Asturias en la modalidad de las Artes, pues su trabajo es la fotografía. Pero el de este año recayó en Michael Haneke, que últimamente está en todas las salsas. El de las Letras lo obtuvo en 2003 la que fue su pareja y su gran amor, la escritora Susan Sontag, fallecida un año después de cáncer. Lo ganó ex aequo con Fátima Mernissi. Leibovitz también podría haber sido reconocida con el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (su trabajo es todo un compendio de la sociología de las estrellas de la era moderna), el de Cooperación Internacional (ha colaborado en causas humanitarias) y, rizando el rizo, hasta el de los Deportes: solo ella podía reunir en Madrid, de cañas y jugando al futbolín en el madrileño barrio de Malasaña, a tres magos del balón: Pelé, Maradona y Zidane, como desveló ABC en un reportaje.

Pero no, Annie Leibovitz ha sido galardonada esta mañana en Oviedo con el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Un premio que también le viene como anillo al dedo, pues si, como dicen, uma imagen vale más que mil palabras, sus instantáneas tienen un valor incalculable y comunican mejor que el reportaje más certero o el editorial más incisivo. Entre sus competidores por este galardón estaban también la todopoderosa Agencia Magnum y la periodista inglesa Christiane Amanpour. El Jurado, presidido por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, se decantó finalmente por Leibovitz.

Es tan célebre o más que las personas que retrata. Es Annie Superstar, aunque es de justicia decir que su fama de diva se diluye en la distancia corta, donde gana muchos enteros, como pudimos comprobar en una entrevista que concedió a ABC en 2009 con motivo de la exposición «Annie Leibovitz. Vida de una fotógrafa 1990-2005», que, tras su paso por Estados Unidos, París, Londres y Berlín, llegó a la Sala Alcalá 31 de Madrid. Demostró que es una profesional de los pies a la cabeza. Dio una lección de saber estar, muy alejada de la imagen de estrella caprichosa que siempre la acompaña.

Annie Leibovitz (Waterbury, Connecticut, 1949) es la fotógrafa mejor pagada del mundo; también una de las más laureadas. La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos le otorgó el título de «Leyenda viva», algo de lo que no muchos mortales pueden presumir. Y la revista «American Photo» la nombró la fotógrafa más influyente de nuestro tiempo. Ha trabajado para las mejores revistas («Vanity Fair», «Vogue», «Rolling Stone»…) En 1975 documentó la gira de los Stones por Estados Unidos y Canadá.

Sos muchos los hitos de su carrera. Así, fue la última en retratar a John Lennon, antes de que éste fuera asesinado en 1980. El 8 de diciembre acudió al apartamento Dakota de Manhattan para hacerle un reportaje para «Rolling Stone». Son suyas las célebres imágenes del Beatle desnudo en la cama junto a su esposa, Yoko Ono, vestida. Horas después Lennon era asesinado. Otra imagen histórica de Leibovitz, convertida ya en icono moderno, es el retrato de una Demi Moore embarazadísima y desnuda en la portada de «Vanity Fair». Muchos la han imitado después.

No hay celebridad que se precie que no haya posado para ella. O dicho de otro modo: no eres una celebridad del todo hasta que Annie Leibovitz no te hace un retrato. Son suyas también las primeras fotografías publicadas de Suri, la hija de Tom Cruise y Katie Holmes, que dieron la vuelta al mundo en una portada de «Vanity Fair». Y consiguió lo que parecía imposible: desnudar, en la portada de la misma revista, a dos de las mujeres más deseadas del momento, Scarlett Johansson y Keira Knightley, junto a un (vestido) Tom Ford. También son celebérrimas sus imágenes de Whoopi Golberg sumergida en una bañera llena de leche o Leonardo DiCaprio con un cisne retorcido en el cuello.

Escándalos más sonados

Pero, a pesar de su fulgurante éxito, no han faltado los escándalos y problemas en su carrera. Fue el caso del retrato que hizo a Miley Cyrus, cuando esta tenía 15 años, cubriendo su busto sólo con una sábana. La propia fotógrafa tuvo que salir al paso con un comunicado en el que dijo que esa instantánea había sido malinterpretada. También muy polémico, su libro «Annie Leibovitz: A Photographer’s Life», en el que, entre otras imágenes, incluía la del cadáver de Susan Sontag, quien había fallecido de cáncer en 2004. Ello le supuso un enfrentamiento con el hijo de la escritora. También fotografió Leibovitz a su padre muerto.

Dio la vuelta al mundo el rifirrafe que, al parecer, tuvo con la mismísima Reina de Inglaterra en 2007. Una pugna de altura entre dos reinas. Isabel II se enojó cuando Leibovitz le sugirió quitarse la corona durante una sesión fotográfica en el Palacio de Buckingham, hecho que fue inmortalizado por la BBC, que tuvo que disculparse, admitiendo que la secuencia emitida era errónea.

Grandes campañas publicitarias

Entre sus últimas grandes campañas, Disney contrató a Annie Leibovitz para realizar una serie de fotografías con celebridades interpretando a diferentes personajes de sus clásicas películas: pasaron ante su objetivo Penélope Cruz, Roger Federer, Scarlett Johansson, Jennifer López, Beyoncé, Gisele Bündchen, Jessica Biel, Mijaíl Baryshnikov… Asimismo, la firma de lujo Louis Vuitton la contrató para una campaña, en la que participaron personajes como André Agassi y Steffi Graf, Francis Ford Coppola y su hija Sofia, el expresidente ruso Mijaíl Gorbachov, quien aceptó posar con los restos del Muro de Berlín al fondo; Keith Richards, Sean Connery, los astronautas Buzz Aldrin, Jim Lovell y Sally Ride…

«Susan (Sontag) era mi mayor fan»

«Me gusta fotografiar a personas que admiro y que me importa lo que hacen. Con mis fotos espero dar una idea de cómo es nuestro tiempo», comentaba a ABC en una entrevista. Así hablaba entonces de su trabajo: «Me gustaría cada vez que hago una foto lograr algo que no se espera. Es una crítica que se ha hecho a veces a mi trabajo: decían que no mostraba nada nuevo. Pero pienso que es suficiente. Lo que ves es lo que consigues… No hay más».

En Sarajevo tuvo algunos problemas con otros fotógrafos, que se preguntaban qué hacía Annie Leibovitz en plena guerra. Ella quitó hierro al asunto: «He aprendido mucho de los fotógrafos de guerra. Quería hacer algo: no era sólo ayudar, sino implicarme». No eludió en aquella entrevista hablar de temas tan personales como su relación con Susan Sontag: «Ella era muy, muy dura. Era muy difícil de complacer. Desde que la conocí, traté de complacerla pero no siempre funcionaba. Estaba subiendo el listón en todo momento. Sabía cómo me estaba implicando y cómo con ella me iba a hacer una persona mejor y una fotógrafa mejor. Estaba preparada para ello. Fue una crítica muy dura, pero también una gran admiradora, mi mayor fan. Tenía un inmenso apetito de cultura, le encantaba la vida, la adoraba. Era 17 años mayor que yo y era superactiva, mucho más que yo. Siempre iba delante y me dejaba atrás. Era una persona extraordinaria».

Al borde de la bancarrota

Tampoco eludió hablar de los graves problemas financieros por los que estaba atravesando, pero negó que hubiera tenido que vender los derechos de algunas de sus imágenes, como se había publicado. Nadie podía entender que, ganando millones de dólares al año, estuviera a punto de perder todos sus bienes si no devolvía un crédito por 24 millones de dólares. Sus acreedores, Art Capital Group, en Nueva York. Finalmente llegaron a un acuerdo. La fotógrafa había solicitado en 2008 un préstamo millonario con el que financió la deuda contraída tras comprarse varias casas (una de campo en el norte de Nueva York, otra en Greenwich Village, en Manhattan). Tenía también deudas con Hacienda. Annie Leibovitz es madre soltera de tres hijas: Sarah (a la que tuvo en 2001, a los 51 años) y las gemelas Susan y Samuelle, que fueron gestadas en 2005 por un vientre de alquiler.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s