Protestas contra los musulmanes y ataques a mezquitas en Londres

Decenas de simpatizantes de la Liga de Defensa Inglesa (EDL, por sus siglas en inglés, una organización ultraderechista que se opone a “la invasión del Islam radical”) lanzaron ayer botellas contra la policía y corearon consignas contra los musulmanes en Woolwich horas después del asesinato de un soldado y del tiroteo a sus dos presuntos asaltantes.

Cerca de un centenar de hombres, entre ellos algunos que llevaban pasamontañas con las siglas “EDL”, se enfrentaron en batallas callejeras con la policía durante algo menos de una hora.

Los agentes emplearon el artículo 60 de la Ley de Orden Público, que les permite detener a individuos dentro de un área específica sin pruebas de que hayan cometido un delito, según aseguró un responsable policial.

El líder de la EDL, Tommy Robinson, afirmó: “Están cortando las cabezas de nuestros soldados. Esto es el Islam. Es lo que hemos visto hoy. Ellos han cortado la cabeza de un soldado de nuestro ejército en las calles de Londres”.

“En las escuelas se está enseñando a la nueva generación que el Islam es una religión de paz. Pero no lo es. Nunca lo ha sido. Lo que habéis visto hoy es el Islam. Hemos tenido suficiente. Tiene que haber una reacción, que el Gobierno escuche, que la policía escuche, y que comprendan el enfado de los británicos”.

Los hombres se congregaron cerca de la estación de Woolwich Arsenal, con banderas con la cruz de San Jorge, después de que la protesta se difundiera por las redes sociales. Cientos de policías, incluyendo antidisturbios, rodearon Woolwich.

más información
  • El brutal asesinato de un soldado en Londres desata la alerta antiterrorista
  • “Juramos por el todopoderoso Alá que no pararemos de combatiros”
  • “Estaban locos, como animales”

El primer enfrentamiento comenzó justo después de diez, antes de que los hombres fueran perseguidos y bloqueados en en un pub cercano a una mezquita.

Por otra parte, dos hombres fueron detenidos después de varios ataques contra mezquitas. Un hombre de 43 años se encuentra retenido acusado de intento de incendio después de que entrara presuntamente con un cuchillo en una mezquita de Braintree, Essex. El responsable de la mezquita, Sikander Saleemy, aseguró al canal 4 de noticias que sentía que se trataba de un “ataque de venganza”.

Y agregó: “La policía ha dicho que es demasiado pronto para vincularlo con lo que ha sucedido en Woolwich, pero los que estábamos aquí sentimos que se trataba de algún tipo de venganza. Nos quedó claro por el comportamiento del hombre”.

“Condenamos absolutamente lo sucedido en Woolwich, pero no tenía nada que ver con nosotros. Fue un acto terrible de terror, que de ninguna manera fue islámico. Me gustaría que no se describiera como tal, porque lamentablemente la gente empezará a culpar a los musulmanes”.

Mientras tanto, la policía de Kent recibió una llamada que informaba de daños criminales en una mezquita en Canterbury Street, Gillingham, a las nueve menos veinte de la noche. Un portavoz aseguró que un hombre fue detenido bajo sospecha de daño criminal con agravante racial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s